La escucha, diálogo y el sentir estético.


            La comunicación y la escucha son una habilidad de suma importancia que de una forma u otra deberían desarrollarse plenamente en la escuela, no solamente en el aula. ¿Dedicamos tiempo al diálogo distendido? ¿Perdemos el tiempo con charlas? ¿Escuchamos verdaderamente más allá de las palabras?

            Es de suma importancia establecer momentos de charlas, de diálogos no siempre formales, de escucha atenta, donde la escucha y el diálogo sean una forma de mirar y reconocer a las personas que nos rodean y que son importantes para nosotros los docentes. Que la comprensión y el entusiasmo sean situaciones que estén presentes.

            Establecer de forma correcta los canales para que los estudiantes escuchen establece una relación más sólida y didáctica para con el alumnado permitiendo así que se mejore la relación alumno educador, alumno-alumno. Instaurar una manera adecuada para el diálogo y la escucha ayuda a mantener relaciones estables en el aula permitiendo de una manera significativa que los niños y niñas se sientan apoyados en los procesos de aprendizaje.

            La Escuela debería permitir dar estos espacios donde se fomente la escucha y el dialogo sin olvidar que así como son escuchados también deben escuchar; esto posiblemente una y solucione ciertas posturas o criterios que están a flor de piel en la escuela cotidianamente. Ya que las dificultades de uno pueden ser las dificultades de otro, y partiendo de esa visión se es posible crear una gama de soluciones idóneas según sea el caso.

            
La mejor forma de alcanzar resultados de forma positiva, referentes al diálogo  y la escucha, es reconocer o evidenciar la carencia que puede existir en los diferentes niveles educativos de cara a estos temas. Fomentando esta práctica, quizás serviría para ampliar la forma en la que son abordados distintos temas en el aula o en la vida personal de cada niño o niña, como de todos los que conforman una comunidad educativa. Estos tiempos son necesarios en la escuela para luego crear las conexiones necesarias para todos los demás actos que en la escuela se generan. A veces la actitud estética se genera en la escucha. En la sociedad actual se está produciendo un poderoso proceso de estandarización, basado en los modelos culturales dominantes transmitidos a través de la media y estos sin darnos casi ni cuenta devalúa la belleza, lo poético. La estética es promotora de relaciones, conexiones, sensibilidad, libertad y expresividad y su cercanía a la ética de la escucha que se produce de forma natural. Me aventuraría a decir que dónde hay un sentir estético no hay comunicación violenta. Porque son dimensiones que producen entusiasmo, alegría, exploración por las cosas aparentemente insignificantes, nos emocionamos, compartimos y escuchamos los mil lenguajes posibles que nos unen. 





Mondrian por los suelos.
Niños de educación infantil jugando con materiales sencillos.
Una propuesta de arte y movimiento.

Comentarios

Entradas populares