Recortes

En el avión que voy y vengo,
estornuda aunque no lo creas
y salta olas en looping.
A veces voy ligera 
con solo unos caramelos 
de menta y fresa,
otras voy cargada 
con los sueños de Teresa.
j.v.




La versatilidad del papel, del folio.



Girando, rodando, rasgando y transformando…..de un oso panda a una montaña, una fiesta, una cama o un anillo, un teléfono móvil, un cuadro o un mapa. Des-estructuración y reconstrucción, creación y mundo simbólico todo en un folio. 

El papel como un punto de partida, un soporte para crear. Lenguajes de papel, explorar en ello es explorar sus sonidos, su texturas y sus sombras o brillos. Inevitablemente  lleva a jugar, a fingir que hago como…Y así surgen mundos elaborados de una producción extraordinaria y versátil.








5 comentarios:

  1. Hacia tiempo que no navegaba por tu blog pero esta mañana de domingo de colacao caliente, croissants y rayos de sol, he tenido un rato delicioso para saborear tu buen trabajo y la suerte que tienen pequeños y grandes de tenerte cerca. Apasiona e inspira tu pasión Triboullier!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga por este despertar tan bonito en una mañana de domingo, por compartir tus reflexiones y no dejar que olvide a la niña que llevo dentro... por ayudarme a criar mejor a mis hijos.
    Felices juegos.

    ResponderEliminar
  3. Es extraordinario como usas el papel para ayudar a los niños en la afloración de su imaginación, me gustaría conocer cúal es la dinámica qué utilizas para invitarlos a crear con papel ¿Qué les dices?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Khloe mil gracias por participar en el blog. En este caso particular fue parte de una sesión de psicomotricidad. Un espacio que solo con abrir la puerta se invita al juego y al movimiento. Para cerrar la actividad les di un folio con la única consigna de que no hay tijeras y que pueden hacer lo que quisieran con el papel. Quizás fue una extensión de lo acontecido, un reflejo con el cuerpo después de una sesión de psico. No lo sé bien, pero las respuestas fueron miles e imparables. Cuanto más hacían más querían seguir investigando las posibilidades del papel.

      Eliminar