El secreto del bosque

Ahora que se me cierran los misterios
sólo puedo adentrarme 
por la puerta de atrás
que da a la infancia.
Desempolvar de olvido los divanes que arrullaron
nuestro pálpito, gritar aquel secreto nunca bien escondido en cofres.... (J. Gúrpide)


El lugar secreto; un taller al aire libre. Un lugar único, colonizado esta vez por las intenciones de varios adultos, en la formación Bosquescuela. Buscamos un camino hacia su interior mientras re-pensamos en la infancia. Entre todos dibujamos un jardín, un nuevo territorio donde unos niños deciden, acuerdan y realizan sus propios aprendizajes junto con la naturaleza.

Se abren así las posibilidades de un espacio natural como espacio educativo prácticamente sin límites donde pueden cristalizar proyectos muy variados. Los estímulos pueden ser guiados por los adultos o ser fortuitos, casuales, provenientes de lo que la naturaleza o el clima ofrezcan. ¿Cómo podemos proponer en las escuelas espacios únicos para tener un contacto más directo con la naturaleza? ¿Por qué es tan necesario? Se intuye en este proceso mientras se habla de materiales, plantas, animales, cercas, tiempos, actitudes, ciencias, matemáticas, movimiento, arte, juego, etc. Se vislumbra un entorno acogedor y bello, pero sobre todo un espacio que favorece el pensamiento y el movimiento en libertad, lleno de vitalidad y de retos para los niños.


 Estos espacios ofrecen al niño intimidad, silencio, exploración y el reconocimiento de que nosotros también somos naturaleza. En una sociedad cada vez más urbanizada es necesario incluir estos entornos en cualquier contexto educativo que se precie.

Nos quedamos atrapados en lugares de luz artificial, de aires acondicionados o calefactores, con olores preparados y los sentidos dirigidos, dejando pasar las mil y una formas de las nubes, las diferentes tonalidades de luz solar, los pájaros que trinan, el sonido de las hojas y las ramas que pisamos… ¿Nos hemos olvidado con el televisor encendido cómo es el mundo?La calle, las plazas, los entornos naturales ofrecen valores educativos perceptivos, sociales, estéticos, creativos, emotivos, corporales interesantes para  el crecimiento de los niños.
Pero quizás sea la naturaleza es una gran desconocida para algunos y una pena que no forme parte más activa de la escuela de alguna manera. Hoy un niño de cuatro años, desde el autobús camino a la escuela, ante un almendro florido de primavera, pego un grito de que bonito y sin apartar su vista tanto como pudo, solo pude apreciar en su cara el reflejo de todo un descubrimiento, ya no habían más palabras. Que contemplación tan breve, que enamoramiento tan fugaz. Mañana llevaré una rama a clase, con suerte será un principio, una posibilidad.....

La Bosquescuela ofrece no solo un entorno indiscutible donde la escuela adquiere nuevos valores, sino  también un espacio para reflexionar sobre la necesidad de integrar dentro de un entorno natural mil posibilidades de pensamiento. 

Y lo más interesante es que el aula es un gran patio Vivo, donde el maestro está entre plantas y abejas o bien debajo de una maceta. Donde nuestros cuadernos han sido manchados ya de barro y lluvia.






La estética integrada en el entorno natural es lo que une el arte con la tierra. Las esculturas al aire libre realizadas con material propio de la zona proporcionan múltiples significados tanto para quien lo construye como para el espectador. El artista, en este caso un colectivo de docentes y no docentes, participan de esta construcción con todos los sentidos, siendo la naturaleza taller y lugar de encuentro de nuestras reflexiones.
Fuente: Bosquescuela
http://bosquescuela.com/




Comentarios

  1. Me hubiese encantado poder ir a la formación, pero este año no podré ir. Qué tal fue?

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante iniciativa! A mi me encantaría llevar a mi futur@ hij@ a un sitio así! Gracias por compartir con nosotros estos descubrimientos a través de tus palabras! Me encanta, y perdona x no contestar nunca pero muchas veces no he tenido tiempo de leerlo! R.

    ResponderEliminar
  3. Una experiencia maravillosa que podría multiplicarse... Hoy estoy especialmente emocionada y anonadada por la inmensidad y la consciencia de la exposición GÉNESIS de S. Salgado. Y esto como "micro" parte de ese otro inmenso "macro" es un excelente ejemplo de todo lo que podemos hacer. Gracias por recordarlo, Janet!!!

    ResponderEliminar
  4. Acabo de ver las imágenes de Salgado, increíbles!
    http://www.espaciomadrid.es/?p=24539

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares