Un tesoro para disfrutar






Cada día puede ser una fiesta. ¿Y sí pudiéramos crear una Escuela amable? Cuando se visten nuestras escuelas dan la sensación agradable de que vamos a descubrir algo nuevo y quizás muestren el clima sereno que las dibuja. Una atmósfera fresca y alegre lejos de lo artificial es la alianza necesaria entre lo que acontece entre las aulas y la escuela. Unidos ofrecen un lugar para encuentros, juegos, amistades ademas de aquellas actividades que complementan el aula. Las escuelas deberían revelar el esfuerzo por integrar las líneas de un proyecto  educativo, la organización del trabajo y mostrar el ambiente. Se trata de sintonizar contenidos. La Escuela es en realidad un organismo vivo. Un sistema donde se construyen las relaciones y hay interacción de todos los aspectos que componen una realidad educativa. Posee por supuesto su propia dinámica, sus dificultades, y sus controversias, que merece la pena también compartir.

Comentarios

  1. me ha encantado esta propuesta, muchas gracias por compartirla. Intentaré hacer algo parecido en mi clase, me ha gustado mucho, ya tienes una nueva seguidora. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares