Ésta historia del revés.


El Lenguaje Artístico en educación infantil.  
Ésta historia del revés.
...Pero el pez, si des-llueve,
se des-moja...
Se des-moja,
se des-moja,
se des-moja...
¡Y otra vez vuelve a ser hoja!
Antonio Rubio
Sabemos que a los niños y niñas les gusta el lenguaje artístico. No tenemos más que observar una clase de infantil cuando les proponemos: vamos a cantar, a pintar a representar un cuento, etc., la expresión de sus caras cambia de inmediato y el silencio para escuchar el maestro o maestra es inmediato. Si queremos que nuestros alumnos-as progresen en su desarrollo artístico es necesario que el adulto les acompañe en su educación desarrolle en clase unas actividades planificadas metódicamente y con una progresión razonada, en lo que concierne al arte en general. El lenguaje artístico no es más que el fruto de una actividad simbólica de imitación, en la que el niño-a tropieza con diferentes retos.

Decir queda que no se trata de enseñar al niño-a a pintar, cantar, dibujar...aisladamente sino de introducirle en el conocimiento de este lenguaje a través de un “motivo artístico” en el que cada lenguaje unido a otros adquiere un “motivo particular”.

Hoy día la educación artística en Educación Infantil,  puede abarca las tres áreas del conocimiento con respecto a la ley.

Con respecto  a la tercera área la LOE hace referencia  al lenguaje artístico y dice literalmente:

“El lenguaje plástico tiene un sentido educativo que incluye la manipulación de materiales, texturas, objetos e instrumentos y el acercamiento a las producciones plásticas con espontaneidad expresiva, para estimular la adquisición de nuevas habilidades y destrezas y despertar la sensibilidad estética y la creatividad. “

“El  lenguaje musical posibilita el desarrollo de capacidades vinculadas con la percepción, el canto, la utilización de objetos sonoros e instrumentos, el movimiento corporal y la creación que surgen de la escucha atenta, la exploración, la manipulación y el juego con los sonido y la música.”

“El lenguaje corporal tiene que ver con la utilización del cuerpo, sus gestos, actitudes y movimientos con una intención comunicativa y representativa. Especialmente interesante resulta la consideración del juego  simbólico y de la expresión dramática como modo de manifestar su afectividad y de dar cuenta de su conocimiento del mundo”.

“Estos lenguajes contribuyen, de manera complementaria, al desarrollo integral de niños y niñas y se desarrollan de manera integrada con los contenidos de las dos primeras áreas”

 Los contenidos de estos párrafos podrían inspirar diferentes propuestas artísticas  dentro de una metodología del aprendizaje significativo.  A través de ello el maestro-a promoverá y garantizará la investigación facilitando la adquisición de conocimientos y haciendo que el niño-a se sienta protagonista de su propia formación  (Principio de autonomía y singularidad) integrando todos los aprendizajes que realiza (Principio de globalización) y a la necesidad que tiene de relacionarse con los que le rodean (Principio de apertura).
Quizás en estos momentos en que las leyes educativas son tan cambiantes el espíritu de seguir adelante sabiendo que esto es posible puede que sea la mejor defensa, siendo "el arte" en la escuela  algo que va más allá de ser un lenguaje instrumental o no.
Actividad inspirada en la obra de Lygia Pape, 
en la que participaron CEIP Suárez Somontes (Cenicientos)
CEIP Pablo Picasso (Parla) y Centro DBB (Madrid).
Proyecto Interconecciones. Huellas en el agua lavadas por el juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario